Cuidado con los dulces

Cuidado con los dulces este San Valentín

Este San Valentín ten mucho cuidado con los dulces si no lo quieres lamentar. Y es que la costumbre de regalar caramelos, chocolates y otros dulces similares en forma de corazón, se han puesto de moda en los últimos años. Un gesto que puede estar poniendo en peligro la integridad de tus piezas dentales y la salud de tu boca de una manera que ni siquiera imaginas.

Para que seas consciente de algunos de ellos y los evites, desde Clínica dental Pilar Rico hemos redactado este artículo con el que queremos orientarte al respecto.

 

Cuidado con los dulces este San Valentín

Los dulces y chocolates son un regalo recurrente para entregar en San Valentín. Sin embargo, hay que prestar mucha atención a este gesto (tanto si vamos a optar por esta opción, como si queremos prepararnos para recibirlos). Y es que hay muchas opciones que pueden ser menos lesivas para nuestros dientes y encías; o hay comportamientos que debemos evitar cuando recibimos un presente de este tipo.

Para que seas consciente de todo ello y no lo lamentes, hemos redactado este artículo en el que te hablamos de los peligros que conlleva recibir algunos regalos dulces en esta fecha; y cómo evitar que nos afecten o dañemos a la persona que amamos. Especialmente en lo que a dientes y encías se refiere.

 

Peligros de los dulces de San Valentín

Recibir una caja de bombones, un paquete de caramelos o incluso un pastel con forma de corazón no deja de ser un regalo entrañable. Pero, ojo, debemos tener mucho cuidado con el uso de hacemos de él. Para que seas consciente de los peligros que entrañan, tanto para tu cuerpo como para tu dentadura, desde Clínica dental Pilar Rico hemos redactado el siguiente listado de peligros:

  1. Muchos de los chocolates y caramelos que se lanzan en estas fechas contienen azúcares, grasas y carbohidratos refinados. Lo que supone una mala noticia para nuestros dientes (que se ven expuestos a una gran cantidad de azúcares) y para nuestro cuerpo (especialmente si nos encontramos a dieta) pues disparamos la ingesta de calorías.
  2. Comer muchos dulces en poco tiempo conlleva un aporte extra de energía, lo que provoca mucho placer, debido sobre todo a la liberación de dopamina que se produce con la ingesta de azúcar. Un gesto que también provoca que se bajen los niveles de estrés por la disminución temporal del cortisol. Esto, sin embrago, se puede convertir también en una sobre estimulación adictiva y en causa de frustración si no se repite. Lo que acaba por afectar a nuestro humor.
  3. Muchos de los caramelos con forma de corazón son duros por lo que cuidado al darles un bocado, pues podrías romper alguna pieza dental. O afectarle de alguna manera.

 

Dulces sanos para San Valentín

Sin somos golosos o si nuestro amado o amada lo es y no queremos renunciar a este tipo de regalos, lo mejor es que sigamos alguno de los siguientes consejos:

  1. Opta por los dulces caseros y evita los industriales. Ya que vas a regalar galletas con forma de corazón, dedica unos segundos a hacerlas. Empleando ingredientes de calidad y siempre que puedas con edulcorantes no refinados como la miel, los dátiles, los orejones, la canela, etc.
  2. Haz bombones caseros empleando cacao negro de una pureza alta y sin azúcares añadidos.
  3. Prepara un bizcocho con forma de corazón empleando harina integral.
  4. Para la cobertura de las tartas emplea fruta batida, como el mango o las fresas, los arándanos e incluso las moras. Con todos ellos podrás conseguir un brillante y sano color rojo.

 

Así pues, cuidado con los dulces de San Valentín si no quieres que en lugar de amor acaben recibiendo una visita de urgencia al ambulatorio o dentista.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.