La salud dental

La salud dental y sus efectos en la salud en general

La salud dental está íntimamente relacionada con el estado de salud general que tenemos. Especialmente importantes son los aspectos relacionados con la alimentación. Y es que una dieta equilibrada, en la que primen las frutas y las verduras sobre hidratos y azúcares se reflejará en una mejor salud de nuestra dentadura y de nuestra boca en general.

En Clínica dental Pilar Rico sabemos lo importante que es tener una buena salud dental durante toda la vida, de ahí que parte de nuestra labor se centre en la educación bucodental de nuestros pacientes. Y es que muchos cambios fisiológicos pueden afectar negativamente al estado de nuestra salud dental y es necesario detectarlos lo antes posible.

Uno de estos momentos crítico en la salud bucodental es el embarazo. Durante la gestación es importante que las mujeres extremen sus cuidados bucodentales. De ahí que siempre aconsejemos al menos dos cepillados a conciencia diarios, hilo dental, cepillos interproximales y todo cuanto haga falta.

Además, a la mínima molestia es recomendable que se acuda a la consulta para chequear lo que pueda estar ocurriendo. Hay que recordar que los vómitos matinales propios del embarazo son ataques muy agresivos al esmalte dental y que pueden provocar un incremento importante de la acidez en la saliva, lo que acaba afectando a nuestra salud dental.

El embarazo es un ejemplo de cómo la salud dental y la salud general están íntimamente ligadas.

Salud dental e infartos

Más allá de todo esto hay que llamar la atención sobre las conexiones existentes entre salud bucodental e infartos. Y es que son muchos los estudios que señalan que las personas que tienen problemas en las encías tienen entre un 25 y un 50% más de posibilidades de sufrir infartos de miocardio o problemas cardiovasculares.

Esto se debe a que las bacterias que viven en nuestras encías pueden pasar a la sangre y, finalmente afectar a algunos de los órganos vitales. Por lo que supone un serio riesgo para nuestra salud general.

Salud dental y diabetes

Otra enfermedad grave que está relacionada con la salud bucodental es la diabetes. En este caso se trata de una relación en ambos sentidos y no unidireccional. Y es que la ingesta de azúcares afecta al diente y hay que extremar las precauciones (como en todos los casos) pero la aparición de complicaciones de la diabetes como la retinopatía, la neuropatía diabética, la proteinuria o las complicaciones cardiovasculares, se ha probado que están directamente asociadas a la severidad de cualquier periodontitis. De ahí que en los casos en los que se ha detectado esta enfermedad sea muy necesario el cuidado bucodental.

Muy llamativos son los casos de las personas afectadas por la diabetes tipo 1 infantil, como la tipo 2 en adultos, pues ambas empeoran el estado periodontal de manera crucial. Y es que en ambos casos la inflamación afecta directamente a la gravedad de ambas patologías.

La salud dental

 

Salud dental y adultez

Finalmente, hay que hablar de la tercera edad como una etapa delicada en lo que a salud general y dental se refiere. Esto se debe, fundamentalmente a que se reduce la cantidad de saliva que tenemos en
la boca. Esta disminución de la saliva puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades bucodentales. Además, las encías tienden a retraerse, dejando las raíces expuestas a un mayor riesgo de caries y a patologías periodontales.

En esta etapa de la vida, aumenta también el riesgo de padecer cáncer oral, por lo que las visitas al dentista deben ser obligatorias, Y es que sólo este profesional puede enseñar cómo hacerse una autoexploración de la boca para detectar lesiones.

 

Así pues, si quieres cuidar tu salud general debes prestar especial atención a la salud dental. Para ello, nada mejor que venir a visitarnos, pues en nuestra clínica contamos con los profesionales más cualificados y el material más avanzado del mercado. Elementos con los que podremos saber el estado en que se encuentra tu salud dental siempre que nos visites.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *