como-afecta-mascarilla-salud-bucodental

Cómo afecta la mascarilla a la salud bucodental

¿Sabes cómo afecta la mascarilla a la salud bucodental? ¿Cómo prevenir problemas derivados del uso de esta prenda que hemos incorporado a nuestro aspecto?

En Clínica Dental Pilar Rico hemos observado un crecimiento en el número de casos de problemas bucodentales derivados de este uso. De ahí que hayamos redactado este artículo con el que queremos ayudarte a  mantener una buena salud de tu boca.

 

Cómo afecta la mascarilla a la salud bucodental

Las mascarillas se han convertido en un complemento más de nuestra imagen. Pero también de nuestra salud. Y no sólo porque nos proteja de contagiarnos con coronavirus, sino porque afecta a otras partes de nuestro cuerpo. Especialmente la piel de la cara y a la salud de nuestra boca. Y es que el empleo de este complemento ha conllevado alteraciones que pueden pasarnos factura en nuestra dentadura y en nuestra salud bucal.

La principal razón de este problema estriba en el hecho de que las mascarillas, al estar en contacto directo con la boca, son espacios en los que se acumula saliva y bacterias. Estas bacterias son las que habitan en nuestra cavidad bucal, por lo que, el uso inadecuado y continuado de la mascarilla puede conllevar una acumulación mayor de bacterias en la boca.

Esta situación puede desencadenar problemas de halitosis, de carácter periodental y caries, entre otros muchos.

Por ello es aconsejable seguir unas pautas de higiene no sólo relacionadas con el uso de productos para la oca o  los dientes, sino también con el uso adecuado de las mascarillas.

como-afecta-mascarilla-salud-bucodental

Cómo evitar que la mascarilla nos provoque problemas bucodentales

Para evitar que el uso de la mascarilla nos provoque problemas bucodentales, hay que seguir las siguientes pautas:

  1. No usar la misma mascarilla durante más de cuatro horas. Pasado este tiempo lo recomendable es emplear una nueva. De esta manera evitaremos que las bacterias se sigan acumulando en el tejido de la mascarilla y que nos siga afectando bucalmente.
  2. No descuidar la rutina de limpieza de los dientes. Y es que al no tener que mostrarlos públicamente, muchas personas han descuidado este gesto y los casos de caries u otras patologías se han disparado entre nuestros usuarios. Recuerda que es importante lavar los dientes tras cada comida y que debemos renovar el cepillo cada tres o cuatro meses.
  3. Evitar que los cepillos de dientes de las personas que viven con nosotros estén en contacto unos con otros. Y es que podemos contagiarnos de bacterias ajenas en cualquier momento.
  4. Mantener la boca correctamente hidratada a lo largo del día para que el PH de nuestra saliva no afecte a nuestro esmalte. Una concentración que es más fácil que ocurra con la mascarilla puesta.

 

Higiene y virus

Recuerda que los virus suelen encontrar en las bocas con poca higiene un espacio factible para su desarrollo y propagación. De ahí que hayamos señalado en repetidas ocasiones que una correcta higiene bucodental es una buena medida para mantener a raya al coronavirus.

Recuerda que los virus suelen acceder a nuestro cuerpo a través de la boca, la nariz, la garganta y la laringe. Por lo que, si además, entra en contacto con una boca en mal estado, donde hay bacterias moviéndose sin problemas, es mucho más fácil que encuentre un espacio en el que poder reproducirse y un cuerpo que infectar.

Así pues, ya sabes, haciendo un uso adecuado de la mascarilla y manteniendo unos hábitos de higiene adecuados, la mascarilla no tiene por qué alterar tu salud bucodental. En cualquier caso, debes tener en cuenta que ahora más que nunca es de vital importancia que ante cualquier problema, visites a tu dentista. Te ayudará a comprobar que todo está bien o a corregir cualquier incidencia que te surja.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.