salud bucodental durante el embarazo

Cuidar la salud bucodental durante el embarazo

Cuidar la salud bucodental durante el embarazo es fundamental. Y es que durante el proceso de gestación se producen importantes cambios hormonales que pueden afectar notablemente al tejido de la boca, lo que tiene consecuencias en la salud de los dientes y en nuestra encía. Además, las alteraciones que se producen en la circulación sanguínea pueden provocar inflamaciones en las encías, lo que supone que están más débiles y requieren más cuidados.

En Clínica dental Pilar Rico sabemos lo importante que es cuidar de la boca durante los nueve meses de embarazo, de ahí que hagamos un seguimiento de cerca de cada uno de nuestras pacientes cuando se quedan en estado.

Por si estás pensando en quedarte embarazada, hemos redactado este artículo con el que queremos orientarte sobre los diferentes aspectos que debes tener en cuenta en lo que se refiere a salud bucodental durante la gestación. 

salud bucodental durante el embarazo

Salud bucodental y embarazo

El embarazo es un proceso natural que altera a todo el cuerpo. Incluyendo en esta afirmación a la boca, que sufre directamente los cambios que se producen en los niveles hormonales y sanguíneos. Por ello, durante los nueve meses que dura la gestación es importante que prestemos especial atención a la salud de nuestra boca, llevando a rajatabla una serie de rutinas (principalmente relacionadas con la higiene, pero no de manera exclusiva).

Y es que el riesgo de padecer problemas bucodentales durante el embarazo es muy alto, especialmente por las alteraciones que se producen en la flora bacteriana. Un factor que influye directamente en las defensas de los dientes y, por extensión, multiplica, por ejemplo, las posibilidades de padecer caries.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta, es que el exceso de salivación del primer trimestre del embarazo; y la tendencia que muchas mujeres desarrollan a vomitar en esta etapa, hace que los dientes se encuentren constantemente expuestos a los jugos gástricos y a los ácidos que suben con el reflujo. Un aspecto que afecta directamente al tono de nuestros dientes. Este acaba por amarillearse en muchas ocasiones, pero que podemos mantener a raya gracias a algunos productos blanqueador. Eso sí, antes de usarlos consulta con tu odontólogo y con tu ginecólogo.

Por todo ello, desde Clínica dental Pilar Rico te recomendamos lo siguiente:

  1. Cuida tu alimentación durante todo el embarazo. Dado que tenemos los dientes más débiles, lo mejor es evitar ingerir excesos de hidratos de carbono y azúcares. Apuesta por los alimentos ricos en calcio, fósforo, vitaminas A y D, y proteínas. Son los que mejor le sientan a tu boca y restan posibilidades al desarrollo de las caries.
  2. La higiene por encima de todo. Con cuidado y esmero, pero limpia tus dientes tras cada comida. Mejor que emplees un cepillo de cerdas suaves para evitar el sangrado de la encía. Y es que en esta etapa estará especialmente sensible. Esto s especialmente importante durante el segundo trimestre, cuando suele desarrollarse un problema conocido como granuloma del embarazo.
  3. En caso de que vomites mucho, aclara tu boca. Recuerda que es interesantes que recurras a productos que la higienicen eliminando cualquier resto dañino para tu esmalte.
  4. Recuerda limpiar la lengua también. Pueden acumularse numerosas bacterias en su superficie y afectan directamente a las piezas dentales.

 

En cualquier caso, recuerda que es importante que durante el embarazo visites a tu dentista con frecuencia. Esta persona hará un chequeo constante de cómo se encuentra tu boca y te irá orientando sobre los distintos pasos que debes dar al respecto. También después del parto, pues realizará una evaluación del estado en que se encuentra tu boca y propondrá un itinerario a seguir en caso de que haya problemas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.