Afecta el verano a la salud bucodental

¿Afecta el verano a la salud bucodental?

¿Cómo afecta el verano a la salud bucodental? ¿Es necesario que tengamos algunas precauciones concretas relacionadas con este momento del año?

Al igual que ocurre con la piel o con nuestra alimentación, cuando llega el verano también tenemos que cuidar de nuestra boca. Y es que la llegada de esta estación del año y las alteraciones que provoca en nuestros hábitos diarios pueden ser cruciales para la salud de nuestros dientes y encías.

En Clínica dental Pilar Rubio sabemos que muchos de los problemas que atendemos en septiembre en nuestra clínica se derivan de un exceso de relajación veraniega. Por ello, y como consejos de salud, hemos escrito este artículo en el que te damos una serie de pautas para mantener una correcta salud bucodental en verano.

Afecta el verano a la salud bucodental

¿Afecta el verano a la salud bucodental?

El verano afecta y mucho a nuestra salud bucodental. Y es que los cambios que realizamos, especialmente cuando llegan las vacaciones, nos llevan a relajarnos en exceso en lo que a comidas, azúcares y limpieza se refiere. Por eso, te damos estos consejos con los que esperamos no tengas que lamentar nada cuando llegue el mes de septiembre.

 

Consejo 1: Extremar la higiene

No podemos olvidar de limpiar nuestros dientes y encías cuando llega el verano. No importa lo tarde que sea cuando decidimos irnos a la cama, o dónde nos encontremos cuando desayunamos o comemos, nuestro cepillo de dientes debe viajar con nosotros y recordarnos que debemos retirar los restos de comida que hayan podido quedar entre los dientes. Si no la retiramos se acumulará placa bacteriana y posiblemente aparezcan caries. Recuerda usar también emplear el hilo detal para que la limpieza sea profunda y adecuada, especialmente cuando acudes a barbacoas, dado que es donde se ingiere más carne y sus restos se acumulan entre los dientes con más facilidad.

Consejo 2: Nuestros aparatos o férulas también pueden viajar

Las férulas de contención (si nos hemos sometido a un tratamiento de ortodoncia) o de descarga (en caso de que necesitemos relajación) no podemos olvidarlas en casa si viajamos. Da igual que sea por una semana o tan sólo durante un par de días, deben formar parte de nuestro equipaje. Y es que, de lo contrario, es posible que a la vuelta no se ajusten a nuestra boca.

 

Consejo 3: Mal aliento

La ingesta de alcohol y la multiplicación del uso del tabaco hacen que aparezca con mayor frecuencia el mal aliento. Esto desaparece con un buen colutorio y un cepillado de los dientes adecuado.

 

Consejo 4: Aumento de la hipersensibilidad dental

Evita tomar alimentos muy fríos directamente. Y es que esta acción puede dar lugar a la denominada hipersensibilidad dental. Es decir, a una reacción extrema y dolorosa ante la ingesta de alimentos que se encuentran a temperaturas extremas.

 

Consejo 5: Cuidado con el azúcar

Los helados, las bebidas azucaradas, los pasteles, las golosinas… todas ellas aparecen en nuestros menús de manera directa o indirecta. Lo que conlleva un exceso de azúcar en nuestra dieta que hace necesario –más que nunca- el cepillado dental, el hilo y el uso de colutorio. Recuerda que este ingrediente es el preferido por las caries que aprovechan pata estar a sus anchas en tu boca cuando encuentran este tipo de elemento en tu boca.

 

Ahora ya sabes cómo cuidar de tu boca también durante el verano. Te toca a ti, ahora, llevar a la práctica cada uno de los consejos. Y recuerda que, ante la mínima dolencia o problema, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu dentista. Esta persona será quién te diga qué hacer para que tu boca siempre luzca perfecta.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.